Pizza en la barbacoa

Cómo clavarla

A todos nos gusta el crujir de una pizza. Pero, ¿cómo lo hacen los profesionales? Con tu barbacoa y una piedra para pizza, podrás disfrutar de una crujiente pizza casera al auténtico estilo italiano.


TOMATE

"Mi consejo es usar tomates pelados de lata para la salsa. Yo uso San Marzano, pero sirve cualquier marca de buena calidad que ofrezca bajos niveles de acidez.
Hay que sazonarlos ligeramente y reducirlos a una pasta con las manos, para que no queden demasiado finos ni demasiado gruesos".


ALBAHACA

“Breve y sencillo: la albahaca tiene que ser fresca”.


HARINA

"Para hacer pizza, lo mejor es usar una harina de trigo de fuerza media, con un buen equilibrio entre gluten y almidón. De este modo, la masa queda ligera, crece perfectamente y retiene un nivel óptimo de humedad. Es mejor comprarla en una panadería, en lugar de hacerlo en el supermercado; elegir una buena harina es un paso fundamental y de gran importancia".


MOZZARELLA

"En cuanto a la mozzarella, me quedaría con la variedad fiordilatte, cortada en rodajas y escurrida en un colador para que el jugo no se transfiera a la pizza".
 



LA PIEDRA MÁS CALIENTE

Weber pone a tu disposición varias piedras para pizza, pero si hablamos de la Weber Original™, se compone de dos partes: una resistente piedra de cordierita y una placa de hornear. El secreto de la piedra es que alcanza una altísima temperatura (al igual que un horno de piedra, lo cual permite conseguir la perseguida textura crujiente) y, una vez usada, se enfría rápidamente.
De este modo, no hay que esperar para hornear otra pizza a continuación. La placa de hornear mantiene la pizza en una posición fija y la separa de la piedra si está demasiado caliente. Cuando se es un principiante, resulta muy útil, pero los auténticos especialistas en pizza la preparan directamente sobre la piedra.
Lo cierto, no obstante, es que dominar el arte de la pizza no es más que el principio.
Detrás vendrán panes, pasteles, postres, tartas y otras muchas aventuras al horno que, sin duda, querrás experimentar. ¡De ti (y de tus papilas gustativas) depende!
Weber posee diferentes piedras para pizza en su catálogo: redondas, rectangulares, con y sin placa de hornear, e incluso una versión para parrillas Weber Original™ Gourmet BBQ System.
 



4 PASOS PARA EL ÉXITO

El uso correcto de una piedra para pizza depende del modelo y la barbacoa con la que se use. En weber.com encontrarás el método idóneo para tu barbacoa, pero la siguiente introducción te permitirá familiarizarte con los aspectos básicos.
 

  1. Calienta la barbacoa a máxima temperatura y preparala para cocción indirecta. Coloca piedra para pizza en el centro de la rejilla, cierra la tapa y precaliente la piedra durante, aproximadamente, 8-10 minutos.
     
  2. Espolvorea una pequeña cantidad de harina de trigo duro por la placa de hornear si la piedra para pizza cuenta con ella, y coloca la pizza encima. Si no, esparce la harina directamente sobre la piedra.
     
  3. Dependiendo del modelo, coloca la placa de hornear con la pizza en la piedra precalentada, o pon la pizza directamente en la piedra. Cierra la tapa. El tiempo de cocción dependerá de diferentes parámetros.
     
  4. Tras 4-5 minutos, la base comenzará a tostarse. Vigila y saca la pizza cuando la corteza adquiera un color marrón oscuro y esté bien cocida.

 

RECETAS

hamburger hamburger pizza fruits rouges
hamburger hamburger pizza fruits rouges
Dealers

Cookies

Si continúa navegando en este sitio web sin modificar sus parámetros de los cookies, consideramos que acepta el uso de los cookies para mejorar nuestro sitio web, de nuestros productos y servicios. Más información aquí.